fbpx

Journaling ¿qué es y cómo empezar?

El journaling cada vez tiene más reconocimiento pero ¿lo practicas? ¿acaso sabes lo que es? En este post te cuento qué es el journaling, sus beneficios, los diferentes métodos de practicarlo, así como cómo empezar a hacer journaling e ideas para ello. 

Tabla de contenidos

Qué es el journaling

El journaling es una práctica que consiste en escribir en un medio físico como una agenda o cuaderno, o digital en documentos o apps, pensamientos del día a día con el fin de conocerse, aclarar ideas y navegar emociones. 

La idea es que el journaling te de un espacio concreto, seguro y sin juicios para conectar con uno mismo en la intimidad de sus pensamientos, preocupaciones, deseos y aspiraciones.

El journaling no es nuevo, pues journal significa diario, y escribir un diario tiene más años que el catarro. Lo que pasa es que con el boom del self-care queda más cool escribirlo en inglés. Además, el journaling no es solamente contar lo que te ha pasado en el día, va un poco más allá y pretende que reflexiones sobre lo que has vivido y sentido.

Llevo varios años practicando journaling pero no le había puesto ese nombre, siempre lo he llamado “escribir”, original ¿verdad? Lo hago en un cuaderno pequeño, “el cuaderno de autoterapia”, en mi libro le dedico un capítulo.

Beneficios del journaling

Hacer journaling con frecuencia tiene beneficios en la salud mental y emocional, así como puede ayudar a personas con tendencias ansiosas a liberar pensamientos rumiantes y digerir mejor las emociones y sentimientos.

También nos ayuda a tener un registro y un control de nuestro día a día y de los acontecimientos que nos han hecho reaccionar de una manera o de otra para saber cómo afrontar en un futuro situaciones similares, reconociendo patrones de comportamiento y aprendiendo sobre nosotros mismos.

El journaling es uno de los mejores ejercicios de autoconocimiento y reflexión, si eres constante y vas revisitando lo escrito anteriormente, aunque hay que estar preparado y ser valiente para ello (cosa que tú y yo somos).

Si a esto le unes los beneficios de escribir a mano sobre papel a nivel motor, visual, racional, lógico y creativo, nos encontramos que el journaling es una práctica tremendamente beneficiosa para todos.

Métodos de journaling

Lo primero que debes saber es que hay muchos tipos de journaling y ninguno es mejor que otro, el mejor es el que se adapte a tus necesidades y te haga mantener cierta constancia, sin presión por tener que escribir todos los días a la misma hora, si no buscando un momento de bienestar propio en el momento de la escritura.

Existen diferentes métodos de journaling: bullet journal, diario, cuaderno de gratitud, diario de metas y afirmaciones, e incluso cuadernos específicos con secciones predeterminadas que mezclan todo lo mencionado anteriormente.

También hay personas que utilizan un cuaderno y un libro de reflexiones, que cada día piensan sobre la frase leída y escriben cómo la relacionan con su propia vida.

Hay otros que buscan prompts o preguntas para hacerse en el día, preguntas de shadow work para trabajar las áreas más oscuras de tus pensamientos e ir encontrando la luz…

Cómo empezar a hacer journaling

Para empezar con el journaling necesitas:

– Un cuaderno, libreta o diario de anotaciones. También sirve un documento en tu ordenador o en alguna app de registro diario.

– Material para el cuaderno: bolígrafos que te motiven a escribir, pegatinas, stickers y decoraciones que hagan tu experiencia de journaling más atractiva.

– Establecer un lugar y un tiempo para practicar el journaling. Ten un espacio para sentirte cómodo en la práctica, pon un cojín en la silla, una vela… Encuentra un momento para dedicarte plenamente, aunque sean 10 minutos, 2 frases o 1 pregunta.

– Establece normas en tu primera página del cuaderno. De esto te hablo en mi libro “Tú, contigo y por ti”. Procura que sea obligatorio tratarte bien y no juzgarte jamás, esto hará que veas al cuaderno como un amigo que quiere lo mejor para ti.

– Empieza a escribir siendo completamente honesto contigo mismo. Nadie más va a leer tu cuaderno, eres tú, contigo y por ti. Ábrete a escuchar lo que no quieres oír, y a solucionar aquello a lo que no quieres enfrentarte. Puedes empezar contando cómo te sientes en ese momento y explorando posibles causas. Siempre hay algo que contar, déjate fluir, a veces la mano va más rápido que el pensamiento y descubres emociones ocultas.

– Busca inspiración sobre preguntas que hacerte y temas que tratar y ve creando una lista de cosas que descubrir. Más abajo te dejo algunas que yo me he hecho.

Cuaderno

Bolígrafos

Pegatinas

Ideas para hacer journaling

Diario de gratitud

Escribe sobre cosas que te hacen sentir afortunado con una actitud de gratitud y fortuna. Tenemos infinidad de cosas que pasamos por alto y que deberíamos valorar, por las que sentirnos agradecidos. 

    • “Estoy completamente feliz y agradecido por…”
    • “Agradezco enormemente…”
    • “Me siento agradecido por…”

Reflexión sobre el día

Escribe en formato diario lo sucedido durante el día y reflexiona en base a ello: cómo te has sentido, qué pensamientos rondaban tu cabeza, qué preocupaciones has tenido

    • “Hoy he hecho …  y me he sentido… porque …”
    • “He ido a … y estuve todo el rato pensando en … porque … “
    • “Pude haber hecho … pero no lo hice porque …”

Crecimiento personal

Escribe sobre tu situación real actual y plantéate un futuro en el que hayas cambiado aquello que quieres. En mi libro te cuento más sobre esto y te doy ejercicios prácticos. Analiza tu situación y haz una lista de hábitos que eliminar e incorporar. A medida que pasen las semanas ve haciendo una actualización sobre lo que has hecho, qué ha funcionado, qué necesidades y problemas han surgido…

Preguntas o prompts para journaling

Hay infinitas preguntas o prompts para sacar temas de escritura en journaling, ya sea de una temática u otra, de crecimiento personal, de amor propio y autoestima, de duelo y superación… Aquí te dejo unas ideas sobre autoconocimiento y mejora personal:

¿Cómo estoy hoy?

¿Qué agradezco hoy?

¿Quién soy fuera de mi profesión?

¿Qué me caracteriza?

¿Qué me gusta y qué no?

¿Qué ha pasado para sentirme así?

¿Cómo es un día normal?

¿Cuáles son mis hábitos?

¿Qué emociones me acompañan cada día?

¿Qué hago para pasarlo bien?

¿Con quién puedo ser yo al 100%?

¿Me siento generalmente bien?

¿Qué me hace feliz?

¿Qué objetivos tengo? 

¿Qué ambiciones tengo?

¿Cuáles son mis hobbies?

¿Cómo paso mi tiempo libre?

¿Qué es lo último que he aprendido?

Recuerda, no hay una forma incorrecta de hacer journaling, debes probar hasta encontrar el estilo que encaje en tus rutinas, siendo fiel a ti mismo y descubriendo tu interior para conseguir un estado de bienestar y calma interior.

¡Espero que te haya gustado este post!

annsdr