fbpx

Rutina de mañana: crea tu morning routine ideal desde cero

Las rutinas de mañana son un recurso esencial y necesario para que el día fluya con calma y cumplamos todos nuestros objetivos y tareas del día con éxito, dejando un tiempo y un espacio para cada sección que queramos prestar atención: el cuidado personal, el crecimiento, el trabajo, las relaciones sociales, tareas de casa… Crea una rutina de mañana efectiva y adaptada a tus necesidades con estos ejercicios que te planteo.

Tabla de contenidos

He perdido la cuenta de la cantidad de veces que me he despertado y a) no sabía qué hacer después, ni quería enfrentar mi día porque la noche anterior quería hacer muchas y eso me iba a agobiar, el agobio iba a resultar en parálisis y total, pa perder el tiempo, ya lo pierdo intencionadamente o b) al no haberme planificado he tenido que ir tan rápido, aturullada de todo lo que había por hacer, que no he vivido mi mañana, solamente “ha pasado”.

Las 2 versiones de mañanas acaban en un día de caos, ya sea por a) no pararme querer pensar y escuchar lo que mi cuerpo necesitaba para organizar mi mañana y resultando en un bucle de procrastinación y pérdida de tiempo o por b) ir tan rápido y sin pensar, atragantándome de hacer cosas sin orden alguno.

La falta de orden y rutina mañanera se arrastra por el resto de horas del día, terminando la noche con una sensación de vacío y descontento, casi avergonzada por cómo has gestionado tus horas, actividades y tareas.

Desde que tengo una rutina de mañana mi mente se despierta más en calma, mi alrededor está en armonía y yo tengo la cabeza en orden, lista para enfrentar y superar el día con lo que me sorprenda.

La rutina mañanera es tu mejor aliada en el camino a ser la mejor tú posible para ti, pero ¿cómo crear una efectiva para ti, si el caos y la falta de tiempo ha reinado tu vida hasta ahora? Pues como siempre diré: conociéndote, visualizando tu mejor tú, implementando poco a poco y retándote, que sabes que puedes.

Habitos saludables para una rutina de mañana ideal y efectiva

4 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA CREAR TU RUTINA DE MAÑANA IDEAL DESDE CERO

1º Analiza tu rutina de mañana actual.

Esta parte es la del autoconocimiento.

Ejercicio 1

1.1 Con un boli y una libreta apunta la franja horaria que dura tu rutina de mañana, desde la hora que te despiertas hasta que tienes que emprender camino hacia el trabajo, el estudio, la uni… Ese tiempo es el que dura actualmente tu rutina de mañana. Dentro de esas horas escribe detalladamente tus hábitos de la mañana.

1.2 Con un subrayador rojo marca aquello que sabes que puedes mejorar, con uno verde lo que te ayuda a tener una mañana buena y en sintonía con lo que quieres conseguir.

Ejemplo

7:00 – suena la alarma y la pospongo ❗️

7:08 – Vuelvo a posponerla ❗️

7:16 – Apago la alarma y me quedo mirando al abismo ❗️

7:25 – Me levanto por fin y voy a preparar el café y el desayuno

7:30 – Desayuno viendo las redes sociales ❗️

7:40 – Dejo el desayuno en el fregadero ❗️ y me voy a arreglar

7:50 – Me lavo los dientes y me maquillo

8:00 – Salgo de casa

2º Crea un modelo de “La rutina de mañana ideal idealísima de la vida forever mundial”.

Esta es la parte de la visualización.

Ejercicio 2

2.1 Haz un “Brain dump” de todo aquello que se te pase por la mente que puede ser parte de tu rutina de mañana de bienestar (sí, lo que le ves a las influencers)

2.2 Crea el horario de tu mañana ideal con los nuevos hábitos que querrías

2.3 Con un subrayador rojo marca aquello que sabes que te va a costar introducir en tu rutina, con uno verde lo que ves más factible.

Ejemplo

🥴 ❗️ Hacer ice rolling en la cara mientras hago 10 minutos de yoga y tomo mi zumo verde recién exprimido.

😀 Levantarme 30’ antes, no coger el móvil en esa media hora, escribir 3 cosas que agradezco y hacer un desayuno más nutritivo.

3º Implementa hábitos semana a semana.

Ejercicio 3

Sobre tu horario de rutina de mañana ACTUAL (ejercicio 1.1), encuéntrale hueco a 1 o 2 hábitos de los que ves que puede ser más “fácil” incorporar (ejercicio 2.3). Esto puedes hacerlo reflexionando sobre lo que habías marcado en rojo (ejercicio 1.2) y sustituyendo alguno de esos hábitos que no te encajan por otros un poco mejores (ejercicio 2.1).

Los hábitos mejores reemplazan hábitos peores, o conviven con ellos mientras son sustituidos poco a poco. Empieza con 1 de los que tenías marcados en rojo en la rutina actual (1.2) y elimínalo o sustitúyelo con compasión y honestidad. Puede ser el que menos te cueste o el que más te importe, pero empieza con alguno.

Cada semana puedes implementar 1 o 2 cambios, por favor, no pases de cero a cien porque es contraproducente cuando intentas hacer un cambio sostenible en el tiempo.

Ejemplos de mismos hábitos con distintos impactos.

☝🏻En vez de ver las redes sociales mientras desayuno, 👉🏻voy a poner un videito de YouTube que me inspire. 👉🏻 A las semanas voy a cambiar por un podcast. 👉🏻A las semanas quizás decida estar en silencio y escucharme, o quizás hacer journaling.

☝🏻En vez de estar casi 20 minutos debatiendo si tiene sentido levantarme de la cama, 👉🏻voy a seguir en la cama pero leyendo o escribiendo mis 3 agradecimientos de hoy. 👉🏻A las semanas decido probar con la meditación, o con respiraciones. 👉🏻A las semanas salgo de la cama y estiro.

Recuerda que tus hábitos deben evolucionar o cambiar conforme lo hacen tus necesidades, y que el único constante asegurado es el cambio.

Verás como la rutina que ya tenías va mejorando día a día, al ver que empiezas con más energía y propósito tus mañanas.

4º Rétate: crea el hueco que no encuentras.

Una vez hayas cogido el truco a tu rutina optimizada, ponte retos: plantéate probar hábitos de esos que no les encuentras un hueco, de los que marcaste en rojo en el segundo ejercicio, si no tienes momento de hacerlos, quizás tengas que crearlo levantándote un poco antes.

Te lo dice una que pasó de levantarse a las 8:30 a las 6:00, para empezar a ir al gimnasio a las 7:00. Un hábito (el ejercicio) que no encontró hueco en mi vida hasta los 25 años, y fue todo un reto. Pero en la rutina de mi yo ideal, era una parte fundamental, porque sé que por la tarde después de trabajar se va a poner unos leggins Rita la cantaora, porque yo no.

O quizás tengas que optimizar el tiempo de tu rutina de mañana la noche anterior: programando el café, dejando la ropa preparada, teniendo a la vista tu cuaderno o libro, preparando el zumo verde o shot antiinflamatorio, colocando estratégicamente los productos o accesorios de skincare… Cada minuto cuenta y más por las mañanas, si no díselo a tu alarma pospuesta…

Y aquí te dejo, para que reflexiones sobre tu rutina de mañana y la de tu tú más tú que tu tú actual. Espero que te haya servido este post y los ejercicios planteados. Puedes enviarme un mensaje por IG si te apetece contarme lo que te ha parecido y tus objetivos mañaneros.

Muchas ya estáis escribiéndome para decirme los cambios que habéis implementado desde que habéis leído mi libro y no puede llenarme más de orgullo.

Te mando un abrazo reconfortante y energizante, mucha inspiración y luz!

Ángela 🤍

 

pd. Estoy contigo en esto

annsdr